Menorca – la planificación (y una barca)

Menorca – la planificación (y una barca)

En este momento estás viendo Menorca – la planificación (y una barca)

Tenía ya ganas de escribir sobre el viaje que realizamos en Agosto a Menorca. En un año especialmente complicado, me siento realmente muy afortunado de poder haber hecho un viaje como el que realicé.

Eso no hubiese sido posible sin una planificación previa. Pero, sobre todo, sin los compañer@s de viaje con los que lo hice, poniendo muchos medios, y ganas, para que todo saliera muy bien: así que gracias Carlos, Maite y Koko.

Menorca

¿Qué tipo de viaje?

El tipo de viaje fue similar a lo que suelo hacer en otras latitudes, como en Tailandia, Myanmar, Islandia o Noruega, pero esta vez con las restricciones marcadas por una pandemia mundial, por lo que se quedó en un viaje dentro de la península. ¡Pero qué pedazo de viaje!

Lo que sí difería de otras veces, es que el viaje se realizó en Agosto, es decir, en temporada alta, con lo que los costes también se incrementaron.

¿Y de qué estoy hablando? pues básicamente, de un tipo de viaje en grupo, que mezcla tanto naturaleza como cultura y gastronomía. Para mí, se trata de la combinación perfecta. Y en Menorca, esto se traduce en playa, visitas a pequeñas poblaciones, y comida Mediterránea muy asociada al mar.

Siempre que realizo un viaje, es necesario planificarlo con antelación para que el coste sea lo más ajustado posible (posteriormente hablaré de los gastos totales). Además, a diferencia de otras veces, había que sumarle una barca, que a la vez que un gasto, era nuestro mayor tesoro.

Es evidente que el barco era un extra, así que nos apretamos el cinturón en otros temas, como lo podía ser la comida, ya que cocinábamos a diario en el apartamento, en vez de comer siempre fuera. Pero bendito sacrificio el comer en un barco 🙂

¿Cómo llegar? ¿y con una barca?

Llevamos una pequeña barca de 5,21 metros desde Pamplona hasta Barcelona. Para poder realizar el trayecto, fue necesario llevarla en remolque.

Menorca

Una vez que llegamos al puerto de Barcelona, cogimos un Ferry nocturno de Balearia, que nos llevó hasta Ciutadella.

Menorca

En resumen, fue necesario un coche + remolque para llegar a nuestro destino, aunque realmente, fue una excelente inversión. En Menorca no tuvimos que alquilar coche, lo cual es muy recomendable si se quiere recorrer toda la isla.

Una vez en Ciutadella, nos dirigimos a nuestro destino, ya que teníamos contratado un amarre en el puerto de Cala’n Bosch, una población muy tranquila.

Es evidente que el llevar un barco cambió totalmente la percepción del viaje respecto a si lo hubiéramos hecho en coche o moto. Sin embargo, la mayoría de los consejos, también son válidos en cualquier otra circunstancia que no involucren un barco.

¿Dónde dormir?

En nuestro caso buscamos algo que estuviera bien de precio para cuatro personas, y que nos permitiera cocinar.

Encontramos una buena oferta en Apartamentos Costa Menorca (Cala’n Bosch), con un pequeño apartamento con salón con cocina integrada y sofá-cama, una habitación doble y terraza con acceso directo a la piscina (lo mejor). Más que Suficiente para nosotros.

El precio: 1.100 euros por 8 noches, para 4 personas.

Menorca
Apartamentos Costa Menorca

¿Siempre en barco?

La respuesta rápida es… NO. Nuestro barco, al ser tan pequeño, dependía mucho del oleaje, por lo que era necesario consultar casi a diario para saber si, al día siguiente, se podría navegar sin dificultades o bien tendríamos que hacer un plan alternativo.

Por suerte, eso ya lo teníamos planificado, y varios días cogimos el coche para visitar los pueblos más bonitos de Menorca, hacer senderismo, o bien deleitarnos con las ciudades de la isla, Ciutadella y Maó-Mahón.

Menorca
Feliz

¿Cuanto cuesta un viaje así en Menorca?

Obviamente, no es un viaje barato, pero si te lo puedes permitir, es muy recomendable. Supongo que, habrá gente acostumbrada a precios muchos más altos y a otra gente le parecerá una barbaridad.

  • Trayecto Pamplona – Barcelona (ida y vuelta): 200 € / 4 personas = 50 €.
  • Ferry Balearia, Barcelona – Menorca (ida y vuelta), incluyendo barco + coche: 885 € / 4 personas = 221,25 €.
  • Amarre en puerto Cala’n Bosch: 245 € / 4 personas = 61,25 €.
  • Apartamento en Cala’n Bosch: 1.104 € / 4 personas = 276 €.

Como he comentado anteriormente, el barco es un extra. Eso sí, a repartir entre cuatro personas. Del total, se puede restar esa cantidad si no procede (alrededor de 180 €por persona). También hay que tener en cuenta que fue en temporada alta.

Si a esto le sumamos la comida, gasolina, y cualquier extra típico en un viaje, nos salió a 910 € / persona.

Sin embargo, la mayoría de los consejos, también son válidos en cualquier otra circunstancia que no involucren un barco.

Además de playa y mar ¿qué se puede hacer?

Bueno, entiendo que si estás mirando esta entrada sobre una isla pequeña, es porque te gusta el mar.

Si no eres de las personas que se mete en el agua y le salen branquias, no te preocupes, que la isla ofrece otras posibilidades como:

  • Visitar las dos ciudades más grandes de la isla: Maó-Mahón y Ciutadella.
  • Perderse por los maravillosos pueblos de Menorca.
  • Subir a lo alto de Monte Toro, y ver las mejores vistas de toda la isla.
  • Dar la vuelta a la isla haciendo senderismo, a través del Camí de cavalls.
  • Tomarse una cerveza en alguno de los faros de la isla, mientras se espera pacientemente al atardecer.
  • Rememorar la historia más antigua de Menorca, visitando las numerosas construcciones talayóticas.
Menorca
Atardecer, buena compañía y queso, ¿qué más pedir?

¿Algún consejo más?

La raspa del pescado

Menorca tiene 53 kilómetros de longitud y 19 kilómetros de anchura. Sin embargo, a pesar de sus reducidas dimensiones, las distancias engañan.

Hay que tener en cuenta que la isla es como la raspa de un pescado, donde por el centro transcurre la carretera principal, que une Ciutadella con Maó-Mahón, cada una en un extremo de la isla. Desde el centro, salen carreteras secundarias (como raspas del pescado), que nos llevan a playas o pueblos de interés.

Debido a esta singularidad, las distancias se incrementan notablemente, así que es mejor no fiarse demasiado de las distancias «cortas». Es probable que cualquier software de GPS, sea un buen aliado.

Atardeceres

Sin lugar a dudas, una de las atracciones en Menorca es disfrutar de la puesta del sol.

Menorca

En Menorca existen infinidad de sitios donde disfrutar de una buena puesta de sol, como por ejemplo:

  • En un faro: existen varios por toda la isla y normalmente muy cuidados. Varios de ellos tienen terraza, como el Faro d’Artrutx. Es probable que debas elegir, porque hay muchos, y muy bonitos, como el Faro de Favaritx, el Faro de Cavalleria, Faro de Punta Nati…
  • En la naturaleza: te aconsejo dos sitios espectaculares, en el Pont d’en Gil, o en los acantilados de Punta Nati.
  • En un local: en Menorca hay locales con vistas al mar muy cuidados. Supongo que el más famosos para ver el atardecer es la archifamosa Cova d’en Xoroi, aunque es complicado entrar si no coges la entrada con antelación.
  • Improvisa: en una isla tan maravillosa, una buena posibilidad es perderse y que sea el instinto el que mande.

Snorkel

Un viaje a Menorca es sinónimo de aguas cristalinas. Esto se debe a una planta acuática muy típica en el Mediterráneo: la posidonea.

Por lo tanto, la visibilidad es excelente, por lo que con un tubo y unas gafas, cualquier persona puede disfrutar del mar. En resumen, si te gusta el mar, un tubo y unas gafas son obligadas en Menorca.

Menorca
Como un niño pequeño

Cualquier playa es buena para disfrutar de hacer un poco de snorkel, aunque el norte, donde hay más calas y rocas, tiene las mejores condiciones.

Con suerte se pueden ver estrellas de mar, pulpos, vacas, salmonetes de roca, cabezudos, podas, morenas, majarras, raspallones…

Menorca

Turismo responsable

Aunque parezca algo obvio, al final, no lo es tanto. El turismo responsable es un deber, y no es algo opcional.

Si bien es cierto que Menorca es una isla tranquila y familiar, por lo que no se producen los excesos de otras zonas de la costa española, se dan otro tipo de problemas. En esta entrada me voy a centrar en los barcos.

Uno de ellos, tiene que ver con los barcos y las anclas. Es habitual ver barcos que amarran en cualquier cala, y dejan caer el ancla en plantaciones de posedonias. Esto está penado por ley, ya que es una planta muy sensible, con multas que pueden ser de miles de euros.

Otras veces sucede que, si bien el ancla se ha echado en zonas sin posedonia, el viento y la corriente acaba arrastrando la embarcación hasta las plantaciones, actuando como un rastrillo.

Y por último, comentar otro fallo que no tiene que ver con la ignorancia, sino con la irresponsabilidad. Se trata de la basura en el mar, otro de los grandes problemas con los barcos.

¿Qué se puede hacer día a día?

Y para terminar, os dejo con el viaje realizado. Obviamente no deja de ser una muestra de lo que se puede hacer. El próximo día, más detalles sobre cada sitio.

Día 1: viaje

  • Viaje hasta Barcelona
  • Ferry Barcelona – Ciutadella

Día 2: planificando en Menorca

  • Cala’n bosch

Día 3: una ruta con coche

  • Naveta de es Tudons
  • Ferrerías
  • Monte Toro
  • Alayor
  • Mahón
  • Playa Sa Mesquida

Día 4: hora de barco y atardecer en un faro

  • Cala Son Saura
  • Cala en Turqueta
  • Cala Macarella – Macarelleta
  • Cala Mitjana – Mitjaneta
  • Far d’Artrutx

Día 5: día completo, senderismo + visita a Ciutadella + atardecer en un faro

  • Camí de Cavalls
  • Pont d’en Gil
  • Ciutadella
  • Punta Nati

Día 6: visita al extremo oriental de la isla

  • Es Castell (VillaCarlos)
  • Fuerte Malborough
  • Binibeca
  • Sant Lluis

Día 7: barco + senderismo

  • Cala Macarella – Macarelleta
  • Cala Son Saura
  • Parque natural de s’albufera des Grau
  • Far de Favàritx

Día 8: playas del norte de la isla

  • Pont d’en Gil
  • Cala Pilar
  • Cala Morell
  • Ciutadella

Día 9: día de relax en playas

  • Pont d’en Gil
  • Platja son xoriguer

Día 10: la vuelta

  • Ferry Ciutadella – Barcelona
  • Viaje desde Barcelona

Si te has quedado con ganas de más…

davidsantes

Érase una vez un tipo normal con una gran pasión, viajar. Esta pasión a su vez alimentaba su curiosidad, y como tenía muy mala memoria lo dejaba todo plasmado en otra aficción, la escritura. Este tipo normal también era un loco de la fotografía, con lo que al cerrar el círculo lo transformó en un blog.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.